Etiquetas

, , , ,

Nombre: Bálsamo Oriental Efecto Calor con vitamina E

Marca: Deliplús

Cantidad: 30 ml.

Textura: sólida – cremosa

Olor: mentol muy fuerte

Precio: 2,99 €

¿Repetiría? Sí.

No me canso de decirlo: una vez más, el ojo mercantil del equipo de Mercadona, ha sabido apostar por el producto clave. Es increíble.

Este bálsamo toma su idea original de un famoso producto oriental creado a base de una serie de hierbas, conocido como “Bálsamo de Tigre”  muy famoso hace años. Existen varias modalidades, pero el que más he oído (y el único que he visto) es  el “Bálsamo de Tigre Rojo” (también sé que hay otro que se llama “Bálsamo de Tigre Blanco”). Se presenta en un tarrito, y no es más que un ungüento – pomada utilizado para aliviar dolores musculares o para dar masajes en zonas localizadas. También, se dice que se puede emplear para aliviar dolores de cabeza (incluso las migrañas), tos (a modo “Vip Vaporub”) y hasta ¡picaduras de mosquito!  (casi milagroso, jeje)

En este post, voy a hablar más por boca de mi padre, que por la mía propia. Él tiende al engarrotamiento muscular, y padece dolores en sus piernas (por varices) Cansado de probar de todo, y obtener sólo un alivio momentáneo, se decidió a comprar éste. Bueno, según me cuenta, es de lo mejorcito que se ha puesto.

Al abrirlo, desprende un intenso olor a mentol (muy fuerte) que irá en aumento una vez nos lo pongamos en la zona a tratar. Su consistencia untuosa (muy parecida a la vaselina) se funde rápidamente y penetra en las capas de la piel. Inmediatamente, se comienza a sentir un calor que va aumentanto hasta prácticamente arder. Finalmente, invade la zona una  suave sensación de frescor. Sólo me lo he puesto una vez para aliviarme la tensión en la zona lumbar, y es cierto que atenuó bastante el dolor. No obstante, me gustaría probarlo para ver su “eficacia” combatiendo el dolor de cabeza. Me ha causado muchísima curiosidad.

Se aplica realizando un suave masaje circular hasta su completa absorción, sobre la piel limpia y seca; después de su utilización, se recomienda lavarse las manos. Por supuesto, no debe ponerse sobre heridas o mucosas; es apto sólo para uso externo.

Pasamos a los ingrdientes. Algunos de ellos son:

Camphor: sustancia aromática obtenida de la madera de un árbol común en el sudeste asiático, Cinnamomum camphora, (puede ser  fabricado sintéticamente). Cuando se aplica a la piel, produce un efecto refrescante y dilata los vasos sanguíneos, lo que puede causar irritación de la piel y dermatitis con el uso repetido.

Tocopheryl Acetate: Vitamina E

Benzophenone-3: grupo de compuestos utilizados en cosmética como agentes de filtro solar para proteger a la mayoría de la radiación UVB y de algunos, pero no todos, la radiación UVA.

Eugenol: estracto de planta que puede causar irritación.

(Fuente: http://www.cosmeticscop.com)

Me llamó poderosamente la atención que, después de todo, tuviera tan pocos componentes. Entre los citados arriba, también encontramos colorantes, fragancias (naturales o artificiales que pueden irritar la piel), petróleo y un parabeno.

Por lo pronto, cumple su cometido perfectamente, y en mi casa están encantados con el descubrimiento.

¿Lo recomendaríamos? Sí, pero con precaución.

About these ads